martes, 31 de agosto de 2010

corazones olvidados en tazas de café

Cuando tu corazón se rompe, no lo notas a primera vista. Tienes una sensación fría en el pecho, pero lo achacas a la incertidumbre.
Esa persona se ha ido para siempre de tí. No volverás a sentirlo por las noches, cuando estés sola, en tu fría cama, imaginando como sería que sus brazos te arroparan en esas gélidas noches de invierno, y como sería que sus labios rozaran tu sien susurrando un débil "te quiero".
Ya no vas a volver a sentir como sus dedos recorren cada parte de tu cuerpo, disfrutando de el, bebiendo de ti.
Y cuando el desaparece por la puerta de tu alma, todo se apaga. Esa luz, que alumbraba la que tu creías que era tu casa, tambien se apaga.
Y tu te quedas quieta, fría, muerta. En tu pequeña mesa vacía, que ya no llena el, sosnteniendo una taza de café.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Lo haces

Y vuelves a atrapar mi tristeza para esconderla en tu bolsillo, para alejarla de mi… De nuevo has sembrado el jardín de mis pesadillas con nuevos sueños, con otras esperanzas… Y yo sigo llena de amor por todo aquello que te pertenece, llena de celos por todo lo que te roza y me quita un trocito de ti… Y tu sigues aquí, entregándome la vida en cada suspiro, suplicando por mis besos sin saber que ni siquiera tienes que pedirlos… Porque son tuyos, porque yo ya no soy mía, sino tuya

martes, 10 de agosto de 2010

Lo hago por ti.

…Y sonrío por que es lo que tu quieres.

A veces lo intento…te juro que lo intento. Intento entender el porqué de las cosas.

Intento comprender por que te comportas de esa manera y por que a veces intentas evadirte de mi, con lo mucho que te quiero.

Deseo con todas mis fuerzas que pudieras saber como me siento. Que solo percibieras un poco…solo un poco del dolor que me producen tus desplantes.

El dolor que me produce ver que tus ojos relucen al viento cuando la que pasa ante ellos…no soy yo.

…y no lloro por que sé que en el fondo te duele.

A veces no puedo…y rompo la quietud de la noche con esas lágrimas que tanto odias que recorran mi rostro.

No puedo no sentirme así cuando se que tu también lo haces.

¿No es el amor algo de dos?

Si tu ríes, yo río…si tu lloras…yo lloro.

Cambiaste mi vida. Y es que te tengo metido dentro. ¿Por que te empeñas en salir?¿no te es suficiente conmigo?