martes, 30 de noviembre de 2010

Desesperacion.

[...] Estas manos huecas llegan a ti... para que me toques ahora... por siempre...siempre...[...]

No se que hacer. Se pelean dentro de mi, mi corazon y mi mente. No me dan tregua. No se cansan, y la lucha no cesa. Me estoy muriendo poco a poco y tu ni te das cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario